Pendientes y Tatuajes
P, Blanco Rodríguez
28 - Noviembre - 2005

El uso de pendientes era típico en el pueblo de Israel a lo largo de su historia

     ... La Biblia hace varias referencias en el antiguo testamento a los pendientes o a los zarcillos (que vienen a ser pendientes con forma de aro), para empezar en Exodo 32:1-3 vemos que cuando Moisés, estaba en el monte Sinaí y el pueblo se impacientó por su "tardanza" en regresar, le pidieron a Aarón que les hiciera un becerro de oro. Para hacer este ídolo Aarón les pidió que se quitaran "los zarcillos de oro que están en las orejas de vuestra mujeres, de vuestros hijos y de vuestras hijas y traédmelos".

     De este texto, podemos ver que al pueblo de Dios cuando salió de Egipto, le era una práctica habitual el hecho de llevar pendientes, y por lo leido en el versiculo 2 de Exodo 32, lo llevaban las mujeres, y los hijos, tanto los niños como las niñas.

     En Proverbios 11:20, vemos que los pendientes eran una pieza cotizada y de valor. Y en esta cita, Salomón, llega a comparar la belleza de un zarcillo de oro con una mujer hermosa, también se utilizaban para resaltar la belleza de su portador como vemos en Cantares 1:10-11 o Ezequiel 16:12. Podemos decir también que eran un valioso presente que se ofrecía cuando se quería mostrar gratitud a otra persona, tal y como nos relata Genesis 24:18-22, cuando el siervo de Abraham fue a buscar mujer para Isaac. O incluso una ofrenda que se ofrecía a Dios, como nos dice Exodo 35:22, cuando el pueblo de Israel ofrendó para la obra del tabernáculo, en la que ofrecieron oro, plata, bronce, y anillos, zarcillos, brazaletes y toda clase de joyas.

     El problema que ha surgido en los tiempos presentes, y no tan presentes, es que se asociaba el hecho de tener pendientes a la riqueza, creando un problema en algunas personas que entendían que los portadores de estos objetos hacían ostentación de su riqueza y que los cristianos estaban llamados a mostrar una vida austera, sin alardes ni adornos.

     ... A cerca de los tatuajes, la Biblia hace una mención en el antiguo testamento, dentro de una serie de leyes de conducta que Dios dió al pueblo de Israel. En Levítico 19:28 dice "no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna", y podemos decir que de este texto se extrae un mandamiento claro, que es el de no imprimir en nuestro cuerpo ningún tipo de señal.

     Podemos concluir que en el antiguo testamento (ya que en el nuevo testamento no hay referencias) estaba aceptado el uso de los pendientes y de los zarcillos, basado en la práctica habitual y en los usos y costumbres del momento, es decir, ni estaba prohibido ni se condenaba a quienes los llevaban. Por otra parte cabe decir que en los tatuajes había un pronunciamiento de Dios, que era contundente y prohibitivo.





Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información> | Y más