EPC, Educación contra el Cristianismo
P. Blanco Rodríguez
30 - Mayo - 2007

La ministra de educación Mercedes Cabrera es la responsable de la implantación de esta asignatura

     El próximo curso escolar se estrenará una nueva asignatura para los niños y adolescentes españoles. Estamos hablando de la asignatura de "Educación para la Ciudadanía". En realidad, se trata de un conjunto de enseñanzas para instruir en valores anticristianos y marxistas, que será aplicado a quienes debido a su candidez e inocencia, puedan ser mejor caldo de cultivos de todas las ideas extravagantes y estrafalarias con las que se pueda manipular la moralidad y la personalidad de quienes la sufran.

     Más allá de la concienciación política e ideológica dirigida a niños de 8 años en adelante, que recuerda a las prácticas empleadas por los dictadores. Como por ejemplo Adolft Hitler con las juventudes hitlerianas para crear una nueva generación fundada en el odio y el rencor, o los paises comunistas orientales o como en dictaduras que tenemos hoy en día, como el caso de la Cuba de Fidel Castro.

     Nos vamos a centrar un poco en la forma, en que esta asignatura ataca frontalmente a Dios, a su Palabra y al mensaje de salvación.

     El Ministerio de Educación y Cienca, dirigido actualmente por el partido socialista, parece que ha incluido un material didáctico en el que se incluye la guía "Educar en Valores". Yo, como cristiano que cree firmemente, que el principio de toda sabiduría es el temor a Jehová, me imaginaba que en esta guía se contemplará ampliamente la moralidad de origen cristiana, que siempre se ha enseñado en España. Honradez, veracidad, familia, orden, disciplina...

     Dejando a un lado la importancia espiritual de estos valores, si los analizamos simplemente desde un punto de vista social, se puede aprender y admirar con la boca abierta, su sentido de justicia, su sentido del honor, de la bondad, de la misericordia, de la generosidad, de la no acepción de personas, del amor altruista, del cumplir con la palabra dada, de no codiciar lo que no es de uno, del respeto... de todas las cosas.

     Pues, para los que no sepan nada de esta asignatura, les diré que por desgracia, estos valores no tienen cabida en esta guía. Han preferido sustituirlos por otros más acordes a los gobernantes que nos dirigen. Por eso, no es de extrañar que materiales como "Ali Baba y los 40 maricones", "El Bus" libro en el que la protagonista "fantasea con acabar pringada con el semen pastoso" de otro usuario del autobús , o el "Catálogo fotográfico de posturas sexuales gays"... estén incluidos en una guía que lleva por nombre "Educar en Valores". Que en vez de llamarse así debería llamarse "Adoctrinar en Valores contrarios a Dios".

     A esto, hay que añadirle la creación de "El Manual del Profesor de Educación para la Ciudadanía" de la comunidad de Aragón, en el que se recomienda que los alumnos escenifiquen distintos papeles sexuales en el aula, delante de sus compañeros.

     ¿Todo esto para que?

     Todo esto está dirigido para que las próximas generaciones vean normales cosas como: homosexualidad, lesbianismo, cambio de sexo, zoofilia, poligamia, relaciones prematrimoniales, fornicaciones, adulterios, divorcios... Para que instituciones establecidas por Dios, como el matrimonio sean destruidas. Que los valores cristianos caigan en el olvido, siendo tachados de reaccionarios y obsoletos por la sociedad.

     Este no es el primer ataque al cristianismo que viene desde el partido socialista en estos últimos años. Hace unos meses insultaba a los cristianos con fotografías pornográficas de Jesús, la virgen María... Hace un poco más de tiempo, financiaba con dinero de todos los españoles una obra en la que se blasfemaba contra nuestro Señor (si quieres ver la noticia, haz click aquí). Un poco más allá, dos dirigentes catalanes (Carod Rovira de ERC y Pascual Maragall de PSC-PSOE) parodiaban en Israel la crucifixión de Jesús mientras se colocaban una corona de espinas.

     ¿Qué les pasa a estos políticos con Dios? Si ellos no quieren sus valores, que no los sigan pero que no obliguen a dejarlos a quienes quieran dedicar su vida al evangelio y a vivir conforme a los valores que Dios ha establecido. Porque la asignatura de "Educación para la ciudadanía" va a ser obligatoria para todos. Ese es el objetivo. Que nadie pueda escapar al lavado de coco. Por suerte, en comunidades autónomas como la Comunidad de Madrid, el gobierno regional, ha asegurado que estas materias no se darán en esta asignatura, y que se estudiarán "valores constitucionales y occidentales" (este último en clara alusión a los valores cristianos, en relación con los islámicos, que tanto gustan a los progres).

     Se supone que los cristianos con hijos en edad de recibir esta asignatura, presentarán las correspondientes objeciones de conciencia, e impedirán que sus hijos sean instruidos en tales aberraciones. Ya que, no hay que olvidar que ademas de cuidar de la salud moral de los hijos, un día compareceremos ante el Tribunal de Cristo, para dar cuenta de lo que hemos hecho en nuestra vida.

     Para acabar, concluiré de la siguiente manera. Cada uno es responsable de sus actos, bien por acción o por omisión.





Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información> | Y más