Los principios del matrimonio
16 - Junio - 2009

Dios conoce perfectamente lo que cada persona necesita

     ¿Cómo, cuándo y con quien me casaré? 2ª parte

     El matrimonio tiene unos principios.

      Génesis 2:18 “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo.”

     El segundo principio: haré ayuda idónea para él. [Génesis 2:19 Formó, pues, Jehová Dios de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo á Adam, para que viese cómo les había de llamar; y todo lo que Adam llamó á los animales vivientes, ese es su nombre. (20) Y puso Adam nombres á toda bestia y ave de los cielos y á todo animal del campo.]

     El tercer principio: mas para Adam no halló ayuda que estuviese idónea para él.

     El primer principio: Génesis 2:18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo. Dios creó al hombre con todas las complejidades del cuerpo humano y El es el que sabe exactamente lo que el hombre necesita. Pero es aquí donde aparecen las convicciones personales que intentan abrogar este principio. Hay personas que piensan que pueden ser felices solos, pero la realidad muestra que viven en una tentación continua y su vida está llena de frustraciones y descontento. Cada día intentan mostrar lo contrario de lo que viven en realidad. La única excepción a este principio es cuando la persona se dedica íntegramente servir a Dios, y Dios llena esa vida de soledad y le da sentido.

     El segundo principio: haré ayuda idónea para él. [Génesis 2:21 Y Jehová Dios hizo caer sueño sobre Adam, y se quedó dormido: entonces tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar; (22) y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. (23) Y dijo Adam: Esto es ahora hueso de mis huesos, y carne de mi carne: ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. (24) Por tanto, dejará el hombre á su padre y á su madre, y allegarse a á su mujer, y serán una sola carne.] Para tratar sobre este principio vamos a buscar los modelos presentados en la Biblia, de cómo Dios cumple Su propósito para con aquellos que confían en Él.

     El primer ejemplo es el que hemos leído en Génesis acerca de Adán. En esta circunstancia podemos aprender que Dios, sin la intervención del hombre ha creado una compatibilidad perfecta para el hombre: la mujer.

     El segundo ejemplo lo encontramos en: Génesis 24:3 Y te juramentaré por Jehová, Dios de los cielos y Dios de la tierra, que no has de tomar mujer para mi hijo de las hijas de los Cananeos, entre los cuales yo habito; (4) Sino que irás á mi tierra y á mi parentela, y tomarás mujer para mi hijo Isaac. (5) Y el criado le respondió: Quizá la mujer no querrá venir en pos de mí á esta tierra: ¿volveré, pues, tu hijo á la tierra de donde saliste? (6) Y Abraham le dijo: Guárdate que no vuelvas á mi hijo allá. (7) Jehová, Dios de los cielos, que me tomó de la casa de mi padre y de la tierra de mi parentela, y me habló y me juró, diciendo: A tu simiente daré esta tierra; él enviará su ángel delante de ti, y tú tomarás de allá mujer para mi hijo.]

     En este ejemplo podemos aprender que la compatibilidad no se encuentra en los que están lejos sino en los que están cercanos del mismo pensamiento, y comparten la misma fe: 1ªCorintios 7:39 La mujer casada está atada á la ley, mientras vive su marido; mas si su marido muriere, libre es: cásese con quien quisiere, con tal que sea en el Señor. A algunos no les preocupa que la persona que les gusta sea creyente o no, pensando que tienen bastante poder de convención para conseguir que se convierta después junto con sus familiares. Pero el matrimonio no es un método para la evangelización, aunque cuando de cónyuges incrédulos se trata, y uno de ellos se convierte, si que debe buscar ser un instrumento para ayuda de la salvación del otro.

     Otro ejemplo lo encontramos en: Ruth 4:9 Y Booz dijo á los ancianos y á todo el pueblo: Vosotros sois hoy testigos de que tomo todas las cosas que fueron de Elimelech, y todo lo que fue de Chelión y de Mahalón, de mano de Noemi. (10) Y que también tomo por mi mujer á Ruth Moabita, mujer de Mahalón, para suscitar el nombre del difunto sobre su heredad, para que el nombre del muerto no se borre de entre sus hermanos y de la puerta de su lugar. Vosotros sois hoy testigos. En este ejemplo aprendemos que en el caso de algunas personas no creyentes Dios puede estar dirigiendo sus pasos para entrar en el pueblo de Dios, y allí encontrar a la persona que Dios preparo para ella.

     El siguiente ejemplo lo tenemos en: Jueces 14:1 Y descendiendo Sansón á Timnah, vio en Timnah una mujer de las hijas de los Filisteos. (2) Y subió, y declaró á su padre y á su madre, diciendo: Yo he visto en Timnah una mujer de las hijas de los Filisteos: os ruego que me la toméis por mujer. (3) Y su padre y su madre le dijeron: ¿No hay mujer entre las hijas de tus hermanos, ni en todo mi pueblo, para que vayas tú á tomar mujer de los Filisteos incircuncisos? Y Sansón respondió á su padre: Tómamela por mujer, porque ésta agradó á mis ojos. En este ejemplo aprendemos que cuando pensamos que somos capaces de elegir por nosotros mismos a la persona con lo cual nos casaremos, deberemos pagar a menudo un precio muy alto por el error cometido.

     El tercer principio: “mas para Adam no halló ayuda que estuviese idónea para él.” Buscar en un lugar equivocado es un fracaso desde principio. No solo hoy, sino desde hace mucho tiempo los seres humanos han buscado cambiar aquello que Dios había hecho: el matrimonio compuesto del hombre y mujer. Esta búsqueda no es un fracaso de Dios en su creación, sino una demostración de la libertad que Dios ha dado al hombre para seguirle y obedecer a sus mandamientos, que son el bienestar de la humanidad, o seguir un camino de rebeldía contra Dios lo que significa una autodestrucción voluntaria y fracaso. En nuestros días la homosexualidad se extiende con una gran velocidad como un virus en la redes de internet destruyendo la bonita imagen humana que Dios había creado. Esta enfermedad mental fue la causa principal de la destrucción de unas civilizaciones: Génesis 19:24 Entonces llovió Jehová sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; Gen 19:25 Y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra. Y también de muchas almas: Romanos 1:26 Por esto Dios los entregó á afectos vergonzosos; pues aun sus mujeres mudaron el natural uso en el uso que es contra naturaleza: (27) Y del mismo modo también los hombres, dejando el uso natural de las mujeres, se encendieron en sus concupiscencias los unos con los otros, cometiendo cosas nefandas hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la recompensa que convino á su extravío. (28) Y como á ellos no les pareció tener á Dios en su noticia, Dios los entregó á una mente depravada, para hacer lo que no conviene, (29) Estando atestados de toda iniquidad, de fornicación, de malicia, de avaricia, de maldad; llenos de envidia, de homicidios, de contiendas, de engaños, de malignidades; (30) Murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes á los padres, (31) Necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia: (32) Que habiendo entendido el juicio de Dios que los que hacen tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, más aún consienten á los que las hacen.

     ¿Cómo, cuándo y con quien me casare?

     Es muy importante recordar este pasaje: Eclesiastés 3:1 Para todas las cosas hay sazón, y todo lo que se quiere debajo del cielo, tiene su tiempo: (3:8) Tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz. (3:11) Todo lo hizo hermoso en su tiempo: y aun el mundo dio en su corazón, de tal manera que no alcance el hombre la obra de Dios desde el principio hasta el cabo. (12) Yo he conocido que no hay mejor para ellos, que alegrarse, y hacer bien en su vida: (13) Y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor. (14) He entendido que todo lo que Dios hace, esto será perpetuo: sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hizo Dios, para que delante de él teman los hombres. (15) Aquello que fue, ya es: y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.

     La persona que confía en Dios, acepta la supremacía de Dios en todos los aspectos de su vida, y la elección de la persona idónea en su matrimonio es una de las más importantes. Acordándonos de los principios que Él estableció para el matrimonio, también nos acordamos que Dios cumple con fidelidad sus promesas. Él ha dicho que no es bueno para el hombre que este solo. Pero esto no significa que algunos chicos y chicas que aun están viviendo en una edad inmadura, adolescente, deban dejar de concentrarse en sus estudios y formación, para pedir a Dios que les revele ya quien será la persona idónea para llenar su tiempo con algo que no es aun para esta etapa de su vida. Dice Cantares 8:4 Os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, que no despertéis, ni hagáis velar al amor, hasta que quiera.

     Confiando en Dios y en su fidelidad, no debes buscar la persona y esforzarte en conocerla para ver si es compatible o no. Sin Él te vas a equivocar. Un refrán dice: que comeréis un saco de sal juntos y no lo vas a conocer. Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? (10) Yo Jehová, que escudriño el corazón, que pruebo los riñones, para dar á cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.

     Dios que nos conoce a todos, sabe lo que necesitas y quien es la persona idónea para ti. El es el gran especialista para decidir la compatibilidad de la persona que puede llenar la soledad de tu persona. La compatibilidad siendo perfecta, el cuerpo de los dos se unirá en armonía transformándose en una sola carne: Génesis 2:24 Por tanto, dejará el hombre á su padre y á su madre, y se unirá á su mujer, y serán una sola carne. Esta unión es la unión perfecta, hecha por Dios y nadie podrá separar o romper esta unión. ¿Quieres tener un matrimonio feliz? obedece a Dios y confía en Él.





Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información> | Y más