Un héroe más útil muerto que vivo
30 - Marzo - 2009

Fotografía de Jesús Neira acompañado de su esposa

     Jesús Neira es un hombre que en el último año pasó involuntariamente del anonimato a ser una de las figuras más conocidas a nivel nacional. La mayoría de los españoles conocimos la existencia de este periodista y profesor universitario, a causa de la lucha desplegada por su esposa que salió en muchos medios de comunicación reclamando justicia y dando a conocer el caso de su marido.

     En un breve resumen fue así. Jesús Neira, cuando salía de un establecimiento hotelero, vio como una mujer era maltratada por un individuo en plena calle y, sin pensarlo dos veces, salió en su defensa. El agresor entonces se revolvió contra él, y le agredió salvajemente por la espalda golpeándole en la cabeza, y ocasionando que en la caída impactara contra el suelo. La agresión fue grabada por las cámaras de seguridad del hotel. Varios días después de la agresión, sintió dolores y lesiones de los que fue atendido por personal sanitario sin que apreciaran lesiones de importancia, hasta que poco tiempo después entra en un coma profundo.

     La repercusión mediática de las denuncias de su esposa contra el agresor y contra el personal sanitario que le había atendido fue enorme. Jesús Neira fue presentado en numerosos programas de televisión, tertulias, noticiarios, diarios y revistas como un héroe de la lucha contra la violencia de género. El hecho de que la mujer agredida se pusiera de parte del agresor, y considerara que Jesús Neira había sido algo así como un entrometido en una discusión que para nada le afectaba, añadió todavía, si cabe, mayor difusión al asunto. Y el colmo ya fue cuando la mujer maltratada, que había sido defendida por Neira, fue contratada por una importante suma por un canal de TV para relatar su versión de los hechos, en la cual se mostró con mucho descaro defendiendo al agresor, y diciendo que era una bellísima persona.

     Mientras, Jesús permanecía en coma profundo en el Hospital Puerta de Hierro. Por su indudable valentía se convirtió en el héroe de los medios de comunicación y del feminismo progre. Varios meses permaneció Neira en estado de coma. Pero un día, los noticiarios abren diciendo que Neira ha recuperado la conciencia, aunque sigue en estado grave. Durante los siguientes días la evolución del estado de salud de Neira sigue llegando a la opinión publica, y aparecen conmovedoras entrevistas a su esposa donde expresa su emoción y gratitud por la mejoría, así como por los apoyos recibidos. Neira fue distinguido, creo que merecidamente, con la medalla al Merito Ciudadano de la Comunidad de Madrid.

     Cuando la evolución favorable del profesor Neira comportó la recuperación plena de sus facultades mentales, y bastantes de sus facultades físicas, la presidenta de la Comunidad de Madrid le ofreció el cargo de presidente del Consejo del Observatorio contra los Malos Tratos. Y también un canal privado de TV le ha hizo una oferta para colaborar a partir del próximo Septiembre en un programa llamado “Espejo Público”.

     Todo parecía que conducía a un desenlace feliz para un excelente ciudadano y persona. Por una vez, en la vida real, los “buenos” salían bien parados. Pero de pronto nos encontramos con que varios medios de comunicación “progres” atacan estos nombramientos. Así la Asociación de Mujeres Juristas “Themis”, una especie de sucursal del PSOE en el feminismo radical, y generosamente subvencionada por el gobierno, saca un comunicado en el que tacha de oportunista a la Presidenta de la Comunidad de Madrid por su nombramiento, diciendo que “hay muchas mujeres solidarias con trayectoria para ocupar el cargo” otorgado a Neira. Y además que Neira “se ha caracterizado por su falta de presencia en la lucha contra la violencia de género.”

     ¿Qué había pasado? ¿Como de héroe de las mujeres maltratadas ha pasado a persona poco idónea, que roba un puesto al que muchas mujeres feministas serían acreedoras? Pues la verdad tiene pocos secretos. La primera, es que el héroe no es un entusiasta de la secta progre. Así que muerto ó en coma servía mejor a la causa, pero ¿y si ahora vivo y activo resulta ser alguien más “conservador”, que no apoya las causas del feminismo en pro del aborto, la eutanasia, etc.? Pero aún tenemos una segunda razón más. En una entrevista realizada por Libertad Digital a la esposa de Neira, dijo que durante el proceso de coma que padeció su marido, algunos médicos le dijeron que a su marido sólo le mantenían con vida las máquinas a las que éste estaba conectado, y que había que plantearse la desconexión.

     Es decir, que Neira era mucho más útil para el progreso muerto que vivo. Y no le perdonan que ahora su propia existencia, haberse recuperado después de haber pasado meses en coma, es un auténtico alegato vivo y andante contra la eutanasia, que defiende el ministro de sanidad y el partido socialista.

     El caso de la actriz Natasha Richardson, tiene connotaciones muy parecidas, pero un resultado opuesto al de Jesús Neira. La actriz sufrió un grave accidente el pasado día 16. Mientras recibía unas clases de esquí, sufrió una caída, de la cual se levantó e incluso bromeó con su instructor. Cuando regresó al hotel empezó a sentir dolor de cabeza, y poco después entraba en coma. Los médicos le diagnosticaron muerte cerebral. Apenas dos días más tarde la familia decidió que fuese desconectada de los aparatos que la mantenían con vida, con lo que la actriz obviamente murió sin tener las oportunidades de tiempo que tuvo Jesús Neira. Si la esposa de Neira, hubiese cedido a los funestos diagnósticos profesionales, también Neira estaría muerto, porque el sistema de sanidad que tenemos le habría quitado la vida.

     Desde estas líneas envío mi felicitación a la esposa de Neira por amar la vida de su marido, y le deseo la mejor felicidad en el tiempo que pueda pasar con su esposo. A los buitres progres que se quedaron sin su héroe muerto, y con su disgusto, manifiestan la maldad que llevan dentro, pues que les voy a decir: que son dignos de lástima, y que Dios tenga misericordia de ellos, porque todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.





Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información> | Y más